por Silvia Marcet || Fecha: 08-07-2021

9 DE JULIO: "Los congresales de 1816 nos siguen inspirando"


El jueves 8 de julio se realizó un acto en la Plaza principal de la Facultad De Ingeniería, de conmemoración del ducentésimo quinto aniversario del 9 de julio de 1816, fecha de proclamación de la Independencia Nacional. Acompañaron la celebración el decano de la Facultad de Ingeniería y rector electo de la UNSJ, Mag. Ing. Tadeo A. Berenguer; el Sr. Vicedecano de la FI y decano electo, Esp. Ing. Oscar Mario Fernández, los Sres. Secretarios de Decanato, Docentes, Personal Nodocente y estudiantes.

También estuvo presente la Bandera de Ceremonias portada por su abanderado el Sr. Guillermo Andrés Trigo y acompañada por sus escoltas, Sres. Gian Marco Maratta y Juan Martín Basañes Cantoni.

Ambas autoridades máximas de la unidad académica, decano y vicedecano izaron la bandera. Posteriormente dirigió palabras alusivas a una de las fecha más importantes del calendario patrio, el Dr. Fabio Vázquez, docente e investigador del Instituto de Biotecnología Facultad de Ingeniería - Universidad Nacional de San Juan.

A continuación se despliega el discurso preparado por el Dr. Vázquez para conmemorar un nuevo aniversario del 9 de julio:

"Argentina debe ser, sino el único, uno de los pocos países que celebra una doble fecha fundacional: el 25 de Mayo de 1810 y el 9 de Julio de 1816.
La Revolución del 25 de mayo de 1810 preparó el camino hacia la independencia. La ruptura de los lazos coloniales con España en 1810 no hizo más que cristalizar un movimiento liberador que venía buscando, desde 1806, una mayor participación política y económica de los grupos criollos dominantes.
La diferencia fundamental con el Congreso de Tucumán, reside en que el 9 de julio de 1816 los representantes de Buenos Aires, Catamarca, Córdoba, Chichas, Charcas, La Rioja, Jujuy, Salta, San Juan, Mizque, Mendoza, Tucumán y Santiago del Estero expresaron en el Acta de la Independencia, con templanza y firmeza la “…voluntad unánime de estas provincias de romper los violentos vínculos que las ligaban a los reyes de España, recuperar los derechos de que fueron despojados, e investirse del alto carácter de una nación libre e independiente del rey Fernando VII, sus sucesores y metrópoli y de cualquier otra potencia extranjera”.

Francisco Narciso de Laprida y fray Justo Santa María de Oro fueron los diputados por San Juan que, junto a los elegidos por Mendoza y San Luis, representaron a los pueblos de la Intendencia de Cuyo en el Congreso de Tucumán. Su diputación significó para ambos ingresar en el espacio político nacional, participar en los debates y decisiones, entablar relaciones con protagonistas de las distintas provincias y poder expresar su criterio sobre los temas políticos de la época.

Laprida, sanjuanino de nacimiento, abogado, se distinguía por sus conocimientos profesionales y por la rectitud y acierto de sus juicios. Jurista escrupuloso, presidió con determinación el Congreso buscando consensos entre monárquicos y republicanos, en la búsqueda de una forma de gobierno para la nación que surgía.

Fray Justo Santa María de Oro hizo gala de su muñeca política, garantizando que se difirieran las discusiones sobre la forma de gobierno, de forma que fuera prioridad la declaración de la independencia.
Hoy conmemoramos el 9 de julio de 1816. La palabra "conmemorar" viene del latín conmemorare y significa "meter en la mente completamente”. Sería útil hoy afianzar, meter en nuestra mente, las nobles ideas de los Congresales de 1816: La unidad política, las provincias unidas.

En esto reside la grandeza del Congreso de Tucumán: la disolución de los lazos de dominio no ya respecto de un determinado monarca, sino de cualquier potencia extranjera. La unidad política que se consagraba como Nación nacía de la decisión de las provincias de convertirse en las Provincias Unidas de Sudamérica, dejando de lado toda mención a lo rioplatense como lo planteaba Buenos Aires originalmente. Este es el gran legado del Congreso de Tucumán.
Nuestra Argentina atraviesa hoy tiempos difíciles, complejos. Quizás no sean los republicanos y monárquicos de 1816 los que discuten los destinos de la nación, pero (creo) que queda poca duda de la necesidad de lograr acuerdos básicos que atiendan y a la vez trasciendan las circunstancias: pensar la nación, la patria, como lo hicieron muchos de los Congresales de Tucumán. Una nación como una gran solidaridad, un sentimiento común forjado por los sacrificios pasados y los que se está dispuesto a sostener en el futuro. La Nación como un plebiscito de todos los días, democrático y libre, producto a su vez, de un largo devenir histórico.

Nuestra universidad, en estos días, atravesó desafíos que también necesitaron de una visión amplia, consensos y acuerdos en temas básicos. Lo hizo en forma prudente pero, con determinación. Quizás, con una mínima perspectiva de los hechos, podamos pensar que esos congresales de 1816, nos siguen inspirando."

 

 
FACULTAD DE INGENIERÍA  |  Universidad Nacional de San Juan
Domicilio: Av. Lib. San Martín (Oeste) 1109
CPA: J5400ARL - San Juan - Argentina
Teléfono: +54 264 4211700
Fax: +54 264 4200289
San Juan, 01 de Agosto de 2021.-